NBA

NBAPortland, Cleveland, Houston e Indiana han sido sus destinos

Baldwin en uno de sus últimos partidos con los Blazers

El mercado NBA deja siempre grandes titulares con fichajes de relumbrón que acaparan todos los focos. Sin embargo, más allá de los grandes fichajes el cierre de los traspasos deja historias curiosas que muestran el lado menos amable del negocio en la NBA.

Es el caso de Nik Stauskas y Wade Baldwin, dos jugadores que han pasado por cuatro franquicias en los últimos cinco días y que ahora mismo están sin equipo después de ser cortados por los Indiana Pacers, el último equipo que se hizo con sus derechos.

El pasado 4 de febrero los Portland Trail Blazers traspasaban a ambos jugadores a los Cleveland Cavaliers. Un traspaso que además se convertía en vídeo viral después de que las cámaras captaran el momento en el que Stauskas se enteraba de su nuevo destino... en pleno entrenamiento con los Blazers.

Tras un día como jugadores de los Cavaliers, la franquicia de Ohio decidió enviar a ambos a Houston donde no permanecieron ni 24 horas ya que los Rockets decidieron incluir a los dos jugadores en el traspaso a los Pacers a cambio de los derechos del draft de Maarty Leunen. Pero a la historia todavía le quedaba una vuelta de tuerca más después de que la franquicia de Indiana cortara a ambos jugadores que ahora mismo están libres tras recorrer más de 7.000 kilómetros en cinco días.